París

Por VICENÇ MOLINA

Quien atenta contra París no atenta contra Francia, ataca al conjunto de la humanidad, dijo Víctor Hugo.

Cambiemos París por cualquier otroe topónimo, el nombre de un lugar, villa, pueblecito, comarca, por cualquier lugar donde hay una persona que se dispone a vivir. A vivir, per tanto, a vivir en libertad. A vivir, per tanto, a vivir con dignidad.

No es verdad que el fenómeno del terror sólo tenga consecuencias. No, no es cierto. También tiene causas. Pero una vez desatadas las consecuencias, la inmensa tragedia de las consecuencias, hay que actuar para impedir otras nuevas. Hay que actuar para defendernos. Y eso a pesar de la injusta ambigüedad que representa el hecho de no haber sido lo suficiente capaces capaços, o lo suficiente fuertes, para impedir, antes, las causas.

Sí, las causas de una invasión ilegal de Iraq el año 2003, las causas de la financiación de los grupos fundamentalistas que, aparentemente, decían disentir de la dictadura siria, las causas de la conjura entre fanatismo y monarquías del Golfo, alguna de ellas poderoso sponsor de lo que pretendía ser más que un club deportivo…

Las causas de no haber sido lo bastante fuertes, ni lo bastante efectivos, para impedir la subsistencia del fanatismo religioso, que se utiliza como excusa por parte de los manipuladores del terror… A estas alturas, en el siglo XXI, las causas de aquello que debía haber sido la erradicación del substrato de los códigos de comportamiento marcados por una visión estrecha del mundo y de la humanidad. Las causas de la falta de fuerza de los principios de la laicidad y del compromiso con la educación por encima de las cosmovisiones grupales endogámicas y en riesgo de fanatización. Las causas de un sistema económico enloquecido que facilita que los fanáticos manipulen a aquellos que pueden sentirse excluidos o maltratados, lo que, en palabras del amigo Henri Peña-Ruiz consiste en percibir que “el islam da calor a quienes el capitalismo da frío”

Las causas de no haber entendido que la tecnología digital, el uso de les redes de fidelización por medio de internet es un arma muy seria en manos de los grupos criminales, como es bien sabido. No haber entendido que la manipulación de la comunicación digital es la gran arma del crimen globalizado. Y que el uso de la red no es sinónimo de emancipación, sino, a menudo, de aculturación hacia el cierre, la restricción y el sometimiento.

Las causas de no haber entendido que no hay respuesta posible si no es por medio de la unión de los demócratas, de la unión de los europeos, de la unión en una sola, libre, democrática –y fuerte- Europa. Pos eso, hay que desembarazarse de lo que el autor de novela histórica Simon Scarrow llama patriotismos parroquiales, sean del alcance que sean. Cualquier patriotismo que no sea europeo, internacional, es hoy parroquial. Ahora mismo tiene aún más razón el doctor Samuel Johnson: el patriotismo, último refugio de los sinvergüenzas…

No haber actudo bastante sobre las causas es la medida de nuestro fracaso.

También sucedió en la segunda guerra mundial. Fue una oscura y terrible consecuencia de los errores de la primera gran guerra, y de la falta de perspectiva historica al tratar su finalización e imponer las condiciones de los tratados de paz, como tan bién supo explicar –a tiempo- Keynes (… y no le hicieron caso).

Pero no había ninguna otra salida: había que actuar sobre las consecuencias, luchar contra el fascismo. Como ahora. Para no dejar en el vacío la muerte de tantos inocentes.  Para defender nuestro derecho a ser ciudadanos y ciudadanas de todos los París del mundo.

Para construir una vida digna y libre, defendamos la vida, la libertad y la dignidad. Contra la exclusión y la injusticia social, contra los fanatismos religiosos, contra el fascismo.

El Q:. H:. Vicenç Molina, 33º, es miembro de la R:. L:. Minerva-Lleialtat nº 1, de la GLSE, y del Supremo Consejo Masónico de España

Vía: Espai de Llibertat, blog de la Fundación Ferrer i Guàrdia

Ilustración: Victor Hugo.

Anuncios

Un pensamiento en “París

  1. Pingback: París | Masoneria357

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s